¡Vaya Nombre!

corona-hinchable

¿A qué te pica la curiosidad? ¿Quieres saber de dónde viene nuestro nombre? 

Resulta que somos monárquicos, adoramos a nuestro Rey Cliente I…   

Bueno, en realidad, no fue exactamente así.

Todo surgió en el verano de 1995, a la sombra de los pinos del antiguo cementerio de Medina de Pomar (Burgos). El ambiente seco de la meseta era ideal para el asma de Joseba (el gerente de Excelencia), pero las tardes después de comer se hacían especialmente aburridas. No había casi móviles y desde luego no existía internet, ni redes sociales, ni Netflix, y la mejor forma de pasar las tardes de agosto era leer un libro.

Compró el libro “En Busca de la Excelencia”, de Tom Peters. Uno de las capítulos turbó su tranquila lectura, le aceleró el corazón y generó en él una reflexión que aún dirige su vida y las acciones que toma la empresa. Os resumimos la idea:

libro-excelencia

ALERTA SPOILER

“Una empresa americana de tecnología pidió a  un fabricante japonés un gran cantidad resistencias electrónicas, algo así como un millón, para integrar en sus circuitos impresos. Aceptaba un margen de defectuosas de un 2%. 

Recibieron el millón de resistencias totalmente operativas (los japoneses las comprobaron antes de enviarlas) y en una bolsa aparte, recibieron un 2% de resistencias defectuosas con una nota que les decía: ¿nos pueden explicar para qué demonios quieren estas resistencias defectuosas?


¡Le encantó! Y desde entonces, esa es nuestra forma de entender el servicio, pues es el servicio que todos esperamos recibir.

Nos llaman perfeccionistas pero no lo somos, simplemente nuestros parámetros son distintos al estándar vigente, estándar aceptado que no comprendemos. Un 5 no es un aprobado, simplemente es la mitad del 10, quien saca un cinco en un examen ¡¡¡¡no se sabe la mitad del temario!!!! ¿Exigente? Piénsalo bien, imagina que mañana te operan de una afección al corazón. ¿Qué cirujano escogerías? ¿Al que obtuvo un 9 en la carrera o al que solo sacó un 6?  Según los estándares los dos aprobaron la carrera… pero uno no se sabía casi la mitad del temario.

Excelencia es hacer las cosas lo mejor posible cada día. Esta es nuestra filosofía.